consumo fantasma

A pesar de estar apagados, muchos artefactos siguen consumiendo energía. Es una práctica que es perfectamente evitable, siempre que se logre identificar cuáles son los artículos que más gastan. Esto es lo que se conoce como «consumo fantasma».

Según la Agencia Internacional de Energía, una organización creada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, entre 5 y 10% del consumo energético diario en los hogares es consumo fantasma, a pesar de que los diferentes electrodomésticos se encuentren apagados.

Este consumo tiene implicaciones tanto al interior de los hogares o en los negocios que requieren de artefactos con conexión constante, como en el consumo más eficiente que se demanda a las ciudades. Por ello es importante para identificarlos para disminuir el gasto que producen.

Este consumo se genera en algunos electrodomésticos u artefactos que mantienen un consumo constante a pesar de estar apagados y, si bien, es menor al consumo cuando están encendidos, generan un consumo adicional que alcanza hasta 10% de la facturación, dependiendo de qué artefactos se tenga. En los hogares, suelen ser los artículos domésticos, como microondas, refrigerador, televisor, decodificador de TV, consolas, notebooks, entre otros”, indica Mauricio Jiliberto, Director Ejecutivo de Safira Energía, compañía energética que desarrollando soluciones para el mercado libre de electricidad.

Impacto en el hogar y la empresa

El consumo fantasma se genera cuando los equipos eléctricos se encuentran en «Stand by» o en «modo de espera». Por lo general, los equipos tienen una pequeña luz que son el mejor indicativo de que el equipo, aunque esté apagado, está consumiendo energía. Aunque no faltará quienes digan que es un consumo muy pequeño, cuando las tarifas eléctricas van en aumento, hay que prestar atención para ver qué posibilidades hay de ahorrar.

De acuerdo con Jiliberto, si bien con frecuencia se señala que esta problemática afecta a los consumidores finales, también tiene implicancias para las pequeñas y medianas empresas. Dependiendo del rubro, hay más o menos artefactos que deben permanecer conectados de forma permanente. Es aquí, según indican, la clave estaría en saber priorizar para generar ahorro en elementos que puedan ser prescindibles de ser conectados todo el tiempo.

«Hay negocios que deben mantener cadenas de frío, o que cuentan con artefactos que los ayudan a mantener una producción constante. Por esto, es importante, primero, determinar cuáles son los artefactos necesarios para la supervivencia del negocio, una vez que se hayan identificado», explica el ejecutivo de Safira Energía, una de las empresas más grandes de energía libre de Brasil, que tiene presencia en el mercado chileno.

Jiliberto recomienda a las empresas hacer realizar una medición de cuáles son los artefactos que más energía consumen. De este modo, establecer una política de apagado de los mismos, en tiempos no efectivos de uso, para generar un ahorro. «Se pueden hacer desde cosas simples, como desenchufar o contar con interruptores que corten el suministro a computadores, hasta limitar el empleo de máquinas, en razón de su uso efectivo», indicó en comunicado de prensa.

¿Cómo controlar el consumo fantasma?

Si te estás preguntando por qué la facturación de electricidad está alta, puede haber llegado el momento de prestar atención al consumo fantasma. Entre las medidas que puedes implementar para disminuir su impacto se encuentran:

  • Antes de adquirir aparatos electrónicos, revisa cuál es el consumo en reposo que indican los fabricantes. Esta información del consumo en reposo es uno de los aspectos a considerar en la decisión de compra.
  • Utiliza regletas con interruptor. De esta forma, podrás apagar de forma sencilla a un conjunto de aparatos que no necesitas que estén conectados siempre. Esto aplica para la impresora, la videoconsola, el computador, entre otros.
  • Recurre a los temporizadores para desconectar automáticamente aparatos que no necesitas de noche. Allí, entran de nuevo los equipos de computación, la televisión, e incluso el calentador de agua eléctrico, que rara vez usarás de madrugada.

La demanda global de un consumo energético más eficiente exige que prestemos atención al consumo fantasma. Además, impacta positivamente en el presupuesto mensual para el uso de electricidad. ¿Quieres más recomendaciones para ahorrar energía? Revisa este artículo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí