comprar un terreno

Comprar un terreno para construir una casa, un edificio o para cultivar, comparte muchos aspectos en común a la adquisición de un espacio construido. Pero también tiene consideraciones exclusivas, que solo aplican para los terrenos.

Invertir en un bien inmueble es una de las grandes decisiones de la vida, ya que formará parte del patrimonio personal y familiar. Eso aplica tanto si quieres invertir en una casa, un apartamento o una oficina, como si compras una parcela o lotes de terreno.

Sin duda, comprar un terreno es una excelente fórmula para resguardar tus ahorros. Ahora bien, es importante que tengas en cuenta las siguientes variables, para que tomes la mejor decisión y protejas tu inversión.

7 recomendaciones al comprar un terreno

Para comprar un terreno seguramente la búsqueda comenzará en un portal inmobiliario o en las redes sociales de algún corredor. Si los primeros datos son alentadores en cuento a metraje y ubicación, los siguientes pasos a seguir son:

1. Haz un primer acercamiento con Google

Google Maps es una herramienta que te permite sobrevolar de forma digital cualquier ubicación. Coloca la dirección y haz una primera evolución desde tu computador o teléfono inteligente sobre cómo luce la parcela desde arriba. Esta vista aérea es un buen primer acercamiento para luego hacer la visita. Deja que la tecnología sea un aliado.

2. Confirma estatus legal

Comunícate con quien publica el aviso y confirma cuál es el estatus legal de la parcela. Es importante precisar si estás tratando con el propietario o con su representante legal. Pregunta si no existe ningún embargo, garantía hipotecaria o cualquier otra medida que limite la venta de la propiedad.

En este punto, contar con el acompañamiento de un asesor inmobiliario de confianza es clave. Con su experiencia y conocimientos te pueden ayudar a determinar que la propiedad esté libre de conflictos legales.

3. Visita, estudia, comprueba

Si la información sobre el estatus legal es clara, luego hay que visitar el terreno. Por supuesto, es distinto a visitar una casa o un apartamento. Sin embargo, una visita te permitirá apreciar aspectos como pendiente del terreno, ubicación respecto a la luz solar y entorno cercano. En este punto, podrás precisar qué servicios hay cerca y cómo son las distancia con los vecinos.

Es importante que analices si en esa zona es propensa a sufrir los embates de algún fenómeno natural. Investiga y pregunta si hay riesgos de inundaciones o derrumbes, así como la presencia de fábricas que puedan resultar contaminantes. Prever estas situaciones puede ahorrar muchos dolores de cabeza en el futuro.

4. Chequea la situación catastral

Si todo indica que esa parcela es la que indicada, el siguiente paso será confirmar en la oficina de catastro correspondiente la exactitud de los datos que proporciona el documento de propiedad. Allí se verifican datos como la situación y superficies del terreno, los datos del titular del terreno y los titulares de los linderos. 

5. Consulta la ordenanza urbanística

En todo terreno hay una ordenanza o normativa urbanística, en la que se precisa cuáles son los usos que se le pueden dar a ese suelo. Esto es fundamental para el tipo de proyecto que se quiera construir, ya que no es lo mismo un suelo que se vaya a destinar a casas, a un edificio o a la explotación agrícola.

6. Identifica la existencia de servidumbres

Antes de comprar un terrero hay que identificar si por el mismo cruzan cableados, tuberías o antenas de servicios públicos o de propietarios privados. Es lo que se llama servidumbres.

Es muy importante precisar si ductos de petróleo o gas, que en algún momento, puedan afectar a la propiedad. Este es un tema crucial, que incide en los planes de construcción que se tenga. Reubicar o desviar estas instalaciones, además de muy costoso, puede simplemente no ser posible.

7. Precisa el acceso a servicios

Hay que precisar si el terreno tiene todas las condiciones para la construcción de una edificación. Hay que identificar que están presentes acometidas de agua, servicio eléctrico, saneamiento y accesos viales. Incluso estos aspectos también serán importantes para un proyecto agrícola.

Si la revisión de todos los aspectos mencionados es satisfactoria, puedes avanzar en el proyecto. Como siempre decimos, lo más importante es que cuentes con el apoyo de un asesor inmobiliario que te ayude a blindar tu negociación. De forma tal que comprar el terrero sea una inversión segura y útil para los fines que te has propuesto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí