Boom inmobiliario en Miami
Imagen de Monica Volpin en Pixabay

El llamado boom inmobiliario de Miami tiene su origen en distintos factores. Algunos propios de la localidad estadounidense. Otros como consecuencia de la pandemia y las nuevas realidades.

En primer lugar, está la política fiscal de Florida que no grava a las grandes fortunas, lo que ha impulsado a un número destacado de grandes empresas ha mudar sus oficinas centrales a la ciudad. Los nuevos puestos de trabajo y la mudanza de los empleados ha impulsado la inversión en proyectos inmobiliarios en la ciudad.

Asimismo, la pandemia también ha hecho su parte. El trabajo remotó demostró su efectividad. Ante lo cual numerosos trabajadores han optado por vivir en un lugar con un clima privilegiado, cercano a la ciudad y a la playa al mismo tiempo, pues pueden trabajar desde la comocidad de su home office.

Esta confluencia de factores ha abonado por el éxito del boom inmobiliario de Miami. Solo en los primeros 10 meses de 2021 se vendieron 32.940 casas en Miami-Dade, 9,7 % más que en todo 2013, año que tenía el récord anual de 30.041 casas vendidas.

Las cifras del boom inmobiliario de Miami

Según datos de la Asociación de Agentes Inmobiliarios del sur de Florida, el año 2021 ha batido la marca histórica de ventas anuales de casas en Miami-Dade. En este sentido, las cifras a octubre de 2021 son:

  • Las ventas de casas aumentaron 8,8 % respecto al mismo mes de 2020. El aumento pudo haber sido mayor de no ser por la escasez de oferta de viviendas unifamiliares.
  • Las ventas de apartamentos en condominios crecieron 28,8 %.
  • El precio medio pagado por una vivienda unifamiliar fue de 490.000 dólares, 12,6% más que en octubre de 2020.
  • En cuanto a los apartamentos, el precio promedio pagado es de 326.790 dólares, 21,9% más que el mismo período de 2020.
  • El precio medio de un condominio en el Downtown, una zona que se deterioró como otros centros de ciudades pero que ha revertido la tendencia con inversión, es de 607.000 dólares, 10 % más que a mediados de 2020.

El informe de la Autoridad de Desarrollo del Downtown (DDA, en inglés), el centro urbano de Miami, dice lo mismo. El volumen de venas mensuales se ha duplicado entre enero y marzo de 2021, y ha sido una tendencia que ha mantenido ese ritmo. Mientra muchos otros mercados de los Estados Unidos aún resienten el impacto de la pandemia, todo indica que el boom inmobiliario de Miame va en franco progreso.

Millonarios y latinoamericanos interesados en Miami

La mayoría de los que han decidido mudarse a Miami huyen de los altos impuestos que tienen ciudades como Nueva York, Boston, California y Chicago. El Tax Rate Personal en Nueva York llega hasta 8,82%, en Washington DC a 8,95%, y en California a 13,3%; mientras que en el estado de Florida la tasa es de 0%.

Igualmente, según un estudio de la Asociación de Agentes Inmobiliarios, las ventas de bienes raíces residenciales a extranjeros en Miami-Dade totalizaron 5.100 millones de dólares en el periodo agosto 2020-julio 2021, lo que significa 14 % del total, un porcentaje tres puntos superior al del conjunto de EEUU

De esos compradores extranjeros, 74% (42% a nivel nacional) tenía su residencia principal fuera de Estados Unidos. Entre los compradores extranjeros analizados por la Asociación se cuentan 43 nacionalidades. Dominan el mercado: argentinos (13% del total), colombianos (12%), venezolanos (10%), mexicanos (7%), brasileños (6%) y chilenos (6%).

Empresas también abonan al boom inmobiliario de Miami

Grandes firmas de Sillicon Valley y de Wall Street están contribuyendo con el boom inmobiliario de Miami. Tal es el caso de Elliott Management, un fondo de cobertura con 41.000 millones de dólares en activos y 466 empleados en todo el mundo. La firma ha elegido West Palm Beach para trasladar su sede de Manhattan.

También en West Palm Beach, Goldman Sachs que alquiló una oficina para 350 trabajadores. Mientras que Blackstone Group alquiló un espacio para 200 empleados. Igualmente, Spotify y otras empresas tecnológicas han dedicido dejar California.

El alcalde de la ciudad, Francis Suárez, ha señalado que actúa como un reclutador de fútbol americano, atrayendo a las personas y las empresas que están probando donde invertir, que opten por la ciudad para hacer crecer sus negocios y tener un gran estilo de vida.

2021 fue el año del boom inmobiliario de Miami. Sin embargo, no son pocos los que estiman que la tendencia se mantendrá en 2022. El nuevo año está a pocos días y todo indica que la ciudad avanza decididamente hacia su consolidación como el Wall Street del Sur.

Fuentes: swuissinfo.chMilenio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here