firma electrónica avanzada para el sector inmobiliario

Los contratos o las promesas de compraventa son documentos esenciales que deben ser firmados a la hora de adquirir un inmueble. Sin embargo, la crisis sanitaria que trajo consigo la pandemia por Covid-19, trajo consigo que estos trámites no podían ser realizados de manera presencial. La firma electrónica avanzada para el sector inmobiliario es una herramienta que agilizó y facilitó múltiples diligencia con sus correspondientes beneficios.

La pandemia ha golpeado duramente la economía de América Latina y el mundo. Hay una gran cantidad de comercios y actividades rutinarias vieron un decaimiento importante, debido a las restricciones sanitarias. Estas se han convertido en obstáculos para llevar a cabo trámites necesarios y cerrar negociaciones.

Esta nueva dinámica ha obligado al sector inmobiliario a reinventarse. Con la implementación de la firma electrónica avanzada, se ha facilitado la formalización de contratos, lo que le ha permitido convertirse en un instrumento muy útil para todas las partes involucradas. Esta tecnología avanza a gran velocidad así como el Blockchain y los contratos inteligentes.

¿Cómo funciona la firma electrónica avanzada para el sector inmobiliario?

Para Marcelo Mora, CEO de IDOK, empresa chilena dedicada a optimizar los procesos de gestión, identificación digital y firma electrónica de personas, empresas y organizaciones, ha impactado positivamente al sector inmobiliario desde que inició la pandemia. “Los usuarios se dieron cuenta que la funcionalidad de la firma electrónica para el sector inmobiliario. Tanto constructoras como empresas que se dedican al corretaje empezaron a adoptar estas tecnologías, ante la falta de movilidad que significó la pandemia».

¿En qué consiste la firma electrónica? Es un sistema que valida la identidad de cualquier persona que ha emitido un documento electrónico y lo firma.  La firma electrónica es el equivalente digital de la firma manuscrita, de puño y letra de cada persona.

Por ejemplo, en Chile las notarías empezaron a aceptar que las promesas de compraventa vengan con firma electrónica, evitando ir de manera presencial, entonces la oportunidad que te genera el poder firmar en el momento es algo súper valorado en este mercado. Según un Estudio de Mercado sobre Notarios, realizado por la Fiscalía Nacional Económica del país suramericano, en el año 2018, las promesas de compraventa de un inmueble representan el 2° trámite más realizado en notarías en Chile.

Los beneficios de la firma electrónica para el sector inmobiliario son:

  1. Proceso online: permite la no presencialidad, ya que sea cual sea el proceso, la última milla que faltaba para habilitar canales online era la firma electrónica.
  2. Bajo costo: la firma electrónica tiene un bajo costo, ya que la empresa contratante puede asumir los costos.
  3. Seguridad: se reducen los riesgos de acceso a datos personales por parte de personas ajenas, porque utilizamos procesos robustos que combinan varios factores, los cuales minimizan la suplantación de identidad. Por ejemplo, los servicios de IDOK son ISO 27.001, que están relacionados con la seguridad de la información, protegiendo los datos de las personas al 100%.
  4. Controles internos: al tener procesos online tienes la posibilidad de tener indicadores en línea y saber todo sobre cualquier documento, siendo estos controles más beneficios para que las empresas sean más eficientes a la hora de la búsqueda.
  5. Al contratar con IDOK no debes pagar por el software sino por las transacciones.
  6. Adaptación a dispositivos: las personas y empresas pueden usar cualquier tipo de dispositivo y no requieren ningún elemento, puede ser utilizado desde un teléfono, computador, tablet, etc. conectado a internet.
  7. Modelo tecnológico: al ser utilizada la firma electrónica, las personas sólo se deben enrolar una vez, esto quiere decir, que hay clientes que deben firmar varios documentos o varias propiedades, una vez que ingresan al portal quedan como usuarios, no teniendo que volver a entregar factores de identificación.
  8. Creación de usuarios externos: Se admite la creación de usuarios externos a la organización, ya sean proveedores o clientes, con esto las empresas pueden hacer firmar a sus usuarios sin tener que pagar.
  9. Integración: los servicios se pueden integrar a los procesos de los clientes.

La validez legal de la firma electrónica avanzada tiene distintos estatus de adopción en América Latina. En Chile, la firma electrónica tiene validez legal. En el año 2002 fue promulgada la Ley No 19.799, que regula tanto el uso de documentos y firmas electrónicos, como los mecanismos, servicios y empresas que las certifican. Por esta razón, es difícil impugnar una firma electrónica avanzada.

Hoy, la firma electrónica es utilizada en una gran cantidad de trámites realizados por las inmobiliarias. Por ejemplo: firma de contratos de arriendo, firma de contratos de administración, promesa de compraventa y salvoconductos para mudanzas, ayudando así, a miles de empresas de este rubro a seguir con sus labores.

En este sentido, IDOK está desarrollando productos y soluciones tecnológicas adaptadas a los nuevos escenarios que atraviesan empresas, negocios y organizaciones, tanto en Chile, como para el resto de Latinoamérica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí