criptohipotecas

Milo es la empresa de tecnología financiera que a comienzos de 2022 ideó una solución para quienes quieren comprar vivienda en EEUU. Se trata de las hipotecas con base en bitcoin o criptohipotecas. Esta nueva solución financiera está disponible no solo para quienes ya han incursionado en la criptoeconomía, sino que, además, ha captado la atención de los inversionistas. Pero no es la única.

Ledn, una startup para préstamos y ahorros con bitcoin (BTC) también presentó su «Bitcoin Mortgage», a finales de 2021. Inicialmente, este producto hipotecario estuvo disponible en Canadá y luego en Estados unidos. La base de estos productos es el BTC en función de su claro liderazgo en la criptoeconomía.

Con estas criptohipotecas se combinan el «potencial de apreciación de bitcoin con la estabilidad de precios de los bienes raíces», aseguraron en Ledn tras el lanzamiento del producto.

Cómo funciona las criptohipotecas

Los clientes de Milo pueden comprometer sus activos en bitcoin para comprar una propiedad. Para ello, califican para una criptohipoteca a 30 años con una tasa de interés baja. Esta solución permitirá a los clientes continuar siendo dueños de su bitcoin y diversificarse hacia los bienes raíces, que sigue siendo una inversión con gran potencial.

Los prestatarios de las criptohipotecas podrán financiar hasta el 100% de su compra sin necesidad de pagos iniciales en dólares y de forma mucho más rápida que la hipoteca convencional. Al combinar la seguridad de los bienes raíces con la liquidez de los activos digitales, se une el mundo criptográfico con el real. 

Milo desarrolló esta novedosa solución hipotecaria desde 2021 y está disponible para la mayoría de los solicitantes desde comienzos de año. La compañía tiene una gran lista de espera en la que los clientes han obtenido acceso temprano para calificar a los préstamos.

El esquema de Led es similar. Tanto el bitcoin como la propiedad se aceptarán como garantía. Luego la empresa emite un préstamo equivalente al 50% del valor combinado de ambos activos. Todo esto es posible sin necesidad de vender ninguno de los satoshis (mínima unidad de bitcoin) que tenga el cliente.

Los Venture Capital también están interesados

El éxito de este nuevo producto hipotecario no solo se mide por los usuarios interesados, sino también por los inversionistas de riesgo que están interesados en financiar estas opciones.

Después del lanzamiento del producto de Milo en enero, la empresa organizó una ronda de financiamiento (Serie A) en la que reunieron 17 millones de dólares, en la que participaron importantes capitalistas de riesgo como son MetaProp y QED Investors. Esta empresa Fintech inició operaciones en 2019, cuando se centró en otorgar préstamos hipotecarios para ciudadanos no estadounidenses.

La compañía afirma haber experimentado un rápido crecimiento en el último año y procesó más de 500 millones de dólares en solicitudes de más de 90 países. Esta hipoteca en bitcoin facilita que los criptoinversionistas puedan utilizar sus activos digitales para comprar bienes inmuebles en Estados Unidos.

 «Los clientes esperan que presentemos soluciones innovadoras para otorgar crédito a millones de grandes consumidores. Las formas existentes para que los criptoconsumidores accedan al crédito hipotecario los ha dejado con responsabilidades fiscales no deseadas de vender para un pago inicial o, peor aún, el costo de oportunidad de ver su el valor de las criptomonedas aumenta. Hay innumerables historias de personas que compran propiedades con ganancias de bitcoin solo para ver cómo aumentan de valor y valen millones más«, Josip Rupena, director ejecutivo y fundador de Milo a PR Newswire

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí