precio de venta de tu vivienda

Siempre insistimos en que si se quiere vender una propiedad, lo ideal es que se cuente con la asesoría profesional de un corredor inmobiliario o de una inmobiliaria. De igual forma, hacer un avalúo profesional requiere contratar a una firma especializada. Ahora bien, también es válido asumir la venta de un inmueble por cuenta propia. Para ello es fundamental establecer un precio de venta de tu vivienda, lo más cercano posible a la realidad del mercado.

Un avalúo profesional lo realiza un perito inmobiliario. También hay plataformas tecnológicas que están ofreciendo tasaciones bastante cercanas al precio junto de una propiedad en minutos. Si no entra en tu presupuesto contratar este servicio, lo importante es entender que vender una propiedad al mejor precio, no es lo mismo que venderla al precio correcto. Hay que establecer el precio justo.

Por supuesto, todos quieren vender al mayor precio posible. Pero lo cierto es que el mercado es el que marca la pauta. Cuando hay mucha oferta de inmuebles, estar fuera del rango del mercado puede ser la causa por la que tu propiedad salga a la venta y no consigas ningún interesado. Por el contrario, si la demanda es mayor que la oferta, tienes un mayor margen de maniobra para vender al precio que «sueñas».

El precio de venta de tu vivienda puede ser distinto a lo que consideras es su valor. En el valor de tu propiedad es una percepción en la que también influyen otros aspectos menos tangibles que los que dicta el mercado. Tu vivienda es valiosa porque ahí has construido una historia, allí creciste o crecieron tus hijos, lo que sin duda es muy valioso. Sin embargo, a la hora de establecer un precio de venta hay que ser más objetivos. Por eso, precio y valor son diferentes.

¿Por dónde comenzar?

Ángela Puerta, directora general de Properati Colombia, recomienda que al establecer el precio de venta de una vivienda lo primero que debe realizarse es una ficha descriptiva del inmueble, en lo que se señalen todas las características del inmueble, tales como:

  • Años de la construcción.
  • Ubicación.
  • Tamaño del inmueble
  • Cantidad de habitaciones y baños.
  • Cantidad de puestos de estacionamiento.
  • Remodelaciones.
  • Materiales utilizados.
  • Servicios del condominio o urbanismo.
  • Servicios cercanos.

Esta ficha es la base sobre la cual se pueden hacer comparaciones con otras propiedades similares en el mercado. Precisa en esa ficha cuáles son las fortalezas de tu propiedad y las debilidades, pues ambas forman parte del precio de venta que finalmente establecerás.

Cómo establecer el precio de venta de tu vivienda

1. Analiza el entorno

El mantra de los bienes raíces «ubicación, ubicación, ubicación» es clave al establecer el precio de venta tu vivienda. Hay mejores urbanizaciones o zonas que otras, eso es indudable. Qué tipo de servicios hay en las cercanías de tu propiedad pueden favorecer que el precio de venta de tu propiedad sea superior a otras similares. De la misma forma, aspectos como inseguridad o ausencia de servicios puede afectar negativamente frente a otras propiedades similares.

2. Estudia el mercado

Con tu ficha en la mano, revisa los portales inmobiliarios o MLS de tu localidad. Anota el precio de propiedades similares y compara sus características con las de tu inmueble. De esta forma, puedes establecer una media del precio del metro cuadrado en la zona donde se encuentra en tu propiedad.

3. La antigüedad importa

A la hora de establecer el precio de venta de tu propiedad es importante que tengas en cuenta la antigüedad de la construcción. Propiedades con características similares en ubicación, número de habitaciones, baños o estacionamientos, pueden tener precios distintos en función de los años que tiene la construcción. Las más nuevas tienden a tener un mejor precio que las más antiguas. Sin embargo, también puede ser a la inversa. Si tu propiedad está en una zona con un alto valor histórico-patrimonial, entonces la ecuación funciona al revés.

4. Las remodelaciones ayudan

A medida que los inmuebles acumulan años, las remodelaciones comienzan a cobrar importancia. La actualización de baños y cocina es bien ponderado a la hora de establecer el precio de venta de tu vivienda. Sin embargo, no pierda de vista que por muy lujosa que sea la remodelación que hayas hecho a tu propiedad, si se encuentra en una zona que no es tan bien valorada, tampoco es que podrás duplicar o triplicar el precio de venta de la zona. ¡Cuidado con una sobrevaloración que solo espante a los posibles compradores!

5. Piso y amenidades también influyen

Si tu vivienda es un apartamento ubicado en un piso bajo, suelen tener mejor precio que las que están en un piso alto. Como todo es relativo, si tienes un pent house, la tendencia cambia. Asimismo, si tu vivienda está en un edificio o urbanismo en la que se ofrecen distintas amenidades, hoy en día esto es bien valorada entre los compradores. Por lo tanto, puedes establecer un mejor precio frente a otra vivienda similar pero sin estas comodidades.

¿Prefieres contar con un avalúo profesional?

Contar con un documento avalado por un profesional de la tasación inmobiliaria te ayudará a tener una precisión más exacta del precio de venta de tu vivienda. De igual forma, si trabajas con un corredor inmobiliario profesional, este puede ayudarte a esclarecer el precio correcto. Lo más importante a la hora de salir al mercado con tu propiedad es que tenga un precio que pueda competir con la realidad de tu ubicación y las condiciones en que se encuentra tu vivienda.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí