vender tu propiedad más rápido

Cuando vendes tu casa, el tiempo es crucial. El mercado puede fluctuar, las condiciones que hoy son favorables se pueden esfumar y mientras más tiempo está el inmueble en el mercado, el interés de los compradores baja. Por eso, para vender tu propiedad más rápido hay que prepararse y diseñar el plan de marketing adecuado, sin comprometer el precio.

No es ningún secreto que los mercados inmobiliarios alcanzan sus máximos y mínimos en distintas épocas del año. También hay ciertas temporadas en las que las casas se venden más rápido que otras. Pero, ¿qué pasa con quienes no tienen la suerte de tener su casa disponible para los compradores durante la temporada alta? ¿Significa esto que debe esperar hasta el inicio de esa temporada ideal para poner tu propiedad en el mercado?

Honestamente, no creemos que tengas que esperar tanto. Más bien, prepara tu estrategia para vender tu propiedad más rápido y obten el resultado que esperas con los siguientes consejos.

Por donde comenzar para vender tu propiedad más rápido

1. Investiga el mercado antes de poner su casa en venta

Antes de poner a la venta su casa, es importante saber qué lugar ocupa su vivienda en el mercado actual. Con esta información, podrá fijar el precio adecuado y tener más posibilidades de lograr una venta rápida. Puede acceder a la información sobre el mercado inmobiliario actual de varias maneras, como recursos en línea, informes de la asociación de agentes inmobiliarios local, entre otros.

Es fundamental no salir al mercado con un precio sobrevalorado. Eso no ayudará a acelerar el proceso de venta. Todo lo contrario. Si investiga el mercado inmobiliario actual y los precios medios de venta de su zona, podrá fijar un precio realista para su casa y tendrá más posibilidades de venderla rápidamente.

 2. Prepare tu casa para mostrar sus mejores cualidades

Ayuda a que los posibles compradores se vean viviendo en su casa. Imaginarse a sí mismos como propietarios, les llevará a hacer una oferta que estés encantado en aceptar. En este punto es vital quitar la mayor parte de adornos que tengas. La despersonalización de tu hogar ayuda a que los compradores sean capaces de verse a sí mismos viviendo en la casa. Entonces, debes eliminar tus objetos personales. Esto incluye fotos familiares, baratijas, colecciones y trofeos. Menos adornos es más espacio para admirar.

Entonces, ¿cómo puedes lograr que tu inmueble luzca más atractivo para los compradores? Limpia tu casa de arriba a abajo, ordena y organiza la puesta en escena. Una vez que la vivienda está preparada, toma hermosas fotos para que las pueda compartir con compradores potenciales.

Si tienes zócalos que necesitan ser pintados, hazlo. Si tienes ventanas con vidrios sucios y rotos, arréglalos. La única opción ante una pared agrietada es repararla. Cada pequeña mejora suma a favor de tu propiedad y contribuye a que los posibles compradores se vean viviendo en tu propiedad.

 3. Busca ayuda profesional

Un agente inmobiliario local es un aliado a la hora de querer vender tu propiedad más rápido. Un profesional de los bienes raíces conoce el mercado, tiene información sobre propiedades similares en tu zona, sabe las tendencias en los precios y sabe cómo resaltar las bondades de tu inmueble. Incluso te ayudará a precisar qué es lo qué necesita reparación, para luego precisar si esas reparaciones o renovaciones pueden mejorar el precio de venta de la propiedad.

Asimismo, un agente inmobiliario maneja redes con otros profesionales, por lo que la información de tu inmueble en venta circula y es más probable que llegue pronto al comprador interesado en tu inmueble. También invertirá en una estrategia de marketing digital, que ayuda a la divulgación de la propiedad.

Además, a la hora de mostrar y negociar el inmueble sabe lo que hace para aprovechar el momento y lograr el cierre de ventas que esperas.

 4. Controla tus gastos

Ten cuidado y no gastes demasiado. Puede ser que no recuperes los costes de renovación si gastas en cosas que los compradores de tu zona no quieren.
Ponle un precio adecuado. Lo que pagaste por tu casa cuando la compraste es irrelevante. Puede que el mercado haya cambiado desde entonces, junto con el valor de tu propiedad.

5. Mantén la buena disposición y el mejor ánimo

Cuanto más tiempo lleva una propiedad en el mercado, más les cuesta a los propietarios mantenerla en las mejores condiciones. Incluso si has mostrado la casa 10 veces, sigue haciendo las camas, limpiando los fregaderos y los baños antes de que lleguen los visitantes. Quizás esa visita número 11 es la que estás esperando para cerrar el acuerdo con el que sueñas.

¿Lograste vender rápidamente una propiedad? Cuéntanos, cómo hiciste. Tu experiencia seguro será muy valiosa para todos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí